Unidad de Memoria del HBV capacitó a personas cuidadoras de pacientes con demencia

6 de junio de 2024 | 10:03 am , Publicado por: Comunicaciones

 

La iniciativa contó con el apoyo del Instituto de Neurociencias Clínicas de la UACh y se enmarca dentro de la atención integral que se busca entregar a los pacientes con este tipo de trastorno neurocognitivo.

Con una emotiva ceremonia se dio cierre al “Taller de cuidadores de personas con trastornos neurocognitivos – Demencias: Estrategias para manejo de sintomatología conductual en el hogar”, organizado por la Unidad de Memoria del Hospital Base de Valdivia (HBV) en colaboración con el Instituto de Neurociencias Clínicas de la Universidad Austral de Chile (UACh).

La capacitación tuvo una duración de 30 horas pedagógicas que se realizaron en modalidad presencial, las cuales se distribuyeron en 9 sesiones. La iniciativa estuvo dirigida a 16 personas cuidadoras de pacientes con demencia de la comuna de Valdivia.

Al respecto, la neuróloga de la Unidad de Memoria del HBV, Claudia Reyes, explicó que «desde noviembre del 2019 las demencias están dentro de las Garantías Explícitas en Salud (GES), donde se plantea lo relevante que es el abordaje no sólo de la persona que tiene el diagnóstico de trastorno cognitivo, demencia, sino también de los cuidadores, porque si tenemos un cuidador capacitado que cuenta con información relevante sobre la enfermedad y su manejo, es un cuidador que puede cuidar mejor”.

En la misma línea, la especialista añadió que “la importancia de cuidar a los cuidadores es porque hay mucha patología de salud mental asociada a la tarea de cuidar, dado que muchas veces no poseen las herramientas necesarias para hacer una buena labor de cuidado, entonces viendo esta necesidad, generamos esta instancia colaborativa para poder crear este taller que tiene un enfoque importante que es el manejo de los síntomas difíciles; y de las alteraciones conductuales que ocurren en las personas con demencias”.

CUIDADORES

Los/as cuidadores/as que participaron de la capacitación recibieron una certificación por su participación, instancia en la que se destacó su labor en el cuidado de personas con Trastorno Neurocognitivo “Demencias”. Por su parte, valoraron la instancia relevando la oportunidad de aprender sobre la enfermedad y mecanismos para abordarla de la mejor manera posible.

Al respecto, Jorge Inostroza, comentó que “desde hace un año que cuido a mi madre que tiene 85 años y que está iniciando la enfermedad de Alzheimer, por lo que asistir a los talleres ha sido de mucha ayuda porque nos enseñaron a entender la enfermedad, conocer sus síntomas y a entender que muchas de las reacciones que tienen y las conductas no deseadas es producto de la enfermedad, entonces nos ayuda a entender porque la persona ya no es la misma de antes”.

Por su parte, Eliza Pacheco, sostuvo que “llevo dos años cuidando a mi madre con Alzheimer y todo lo que he aprendido acá me ha servido montones, así que doy las gracias a cada una de las personas del equipo que nos instruyó y nos dio las herramientas para seguir adelante con esta labor, que es muy desgastadora y triste, pero dentro de todo he aprendido a desarrollar la paciencia y a que hay que tener mucho amor y compasión por la persona que estamos cuidando”.

SESIONES

En cuanto a las capacitaciones, se explicó que durante las 9 sesiones se buscó conocer a las personas que cuidan y a quienes cuidan y cómo se sienten en ese rol de cuidador. También se enseñó que son las demencias, los tipos que existen, cuáles son sus síntomas cognitivos y los otros síntomas que acompañan estos cuadros como lo son las alteraciones de conductas; asimismo, se dio a conocer las etapas de la enfermedad y el tratamiento, así como que es una enfermedad que tiene su proceso, con etapas marcadas que pueden ser muy difíciles, incluso se aborda la etapa del duelo entendido desde la base no de la pérdida física sino en cuanto a la pérdida de momentos valiosos que se vivenciaron con el paciente.

A lo anterior, la Dra. Reyes argumentó que “las sesiones también estuvieron orientadas al abordaje del estrés del cuidador generado por la tarea de cuidar y del cómo se deben cuidar los cuidadores, con la idea que consideren dentro de la rutina espacio para ellos mismos. También, se les dio a conocer las ayudas sociales que están disponibles y las herramientas a las cuales pueden acceder para busca apoyo. Por lo tanto, las sesiones estuvieron orientadas a que los cuidadores de pacientes con demencias estén empoderados para tomar decisiones ante estas situaciones tan difíciles que deben tomar en su rol de cuidador y puedan generar estrategias por sí mismos”.